MANO PELE, CHUSPA AL SUELO «Las sorpresas del mundial, y ojo con las del 23».Por:Odín Sánchez Montes de Oca

ABREBOCAS: “El Emir de Catar, Tamim Bin Hamad Al Thani, tiene 42 años de edad, 3 esposas -de 4 que les permite su cultura vuelta ley-, 13 hijos repartidos en las 3; Qatar es de los países en el mundo que más exporta energía y gas natural, y el 70% de sus utilidades son para él y su familia. Los emires de nosotros (Ni los castillo, ni los Hinestroza), tienen también de a 3 y de a 4, a algunas en pieza, y viven Piolín como yo, serán unos putas, sinvergüenzas, ¿o es envidia mía? Respondan.

Les decía hace casi 8 días que, estaba en modo mundial, evento en el que no han dejado de ocurrir sorpresas, las que entre otras cosas me gustan: Arabia Saudita vs. Argentina, Japón vs. Alemania, Marruecos vs Bélgica, y Japón vs España, celebré en esta ocasión la de los Saudíes, porque los suramericanos me caen gordos; son muy picaos, subidos y sobradores, claro que, el gustarme las sorpresas es en el Futbol, porque es un juego, pero cuando la cosa es seria, como por ejemplo en lo electoral, no me gustan, me guían otros sentimientos y otras exigencias: El de pertenencia por el Chocó y la Choquib, que es la relación para con ambos de querer siempre lo mejor para ellos, y en ese contexto, propender siempre porque tengan los mejores administradores y gobernantes, los más serios, honestos y preparados, contrario a lo que está sucediendo, especialmente con Quibdó, cuya suerte a diario nos conturba el ánimo, de verlo en manos de cual calandracos, que tras que hacen mal uso de los dineros oficiales, no hacen lo más mínimo por controlar problemas como la movilidad, o encontrar soluciones a la inseguridad, desempleo y otros fenómenos que se enseñorearon con el municipio, y no les da pena la lora que dan, sobre todo Martín en sus últimas salidas en público o actuaciones administrativas, y los caripelao’s de la mayoría de los habitantes, ni se inmutan, lo justifican, y dicen: ¡A Martín es que lo ven!

Pareciese que, a nosotros los chocoanos nos hubiesen ombligado con aspiradera a los cargos de elección, llámese alcaldía o gobernación, principalmente por el número de personas que hoy aspiran, y particularmente porque aspiran a ocupar el primer cargo del Municipio, y digo que a nosotros, para que no me vayan a salir con el cuento que, ¿por qué yo o mi familia si podemos y los otros no? Pueda que constitucionalmente es derecho ser elegido, pero lo digo porque eso no es fácil, eso no es para todo el mundo, eso requiere de determinado grado de preparación, de honestidad, de plata, de respaldo político y de vocación de servicio, y una muestra hoy es la competencia para remplazar al “Señor de los platillos”, en la que hay candidatos o candidatas en el ruedo que tienen lo suyo para ser, pero igual tienen algo detrás de sí que no los o las deja llegar, otros que reúnen las exigencias mínimas, y como que no quieren ser, mientras que otros en teoría no tienen como llegar y hacen todo por lograrlo; me refiero de un lado a los candidatos de los “Embilletados”, que basan sus aspiraciones en el imprescindible poder persuasor del dinero de sus mentores; me refiero también a quienes atendiendo la vieja y famosa invitación del expresidente Carlos Lleras Restrepo, ya están en el agua, nadando en pos de alcanzar el primer puesto del municipio, con algunas experiencias electorales, buscando el respaldo de determinadas agencias políticas, y también los que dicen o se escucha, son los candidatos del voto de opinión, de los taxistas, rapimoteros, vendedores ambulantes, el uno, una especie de Outsider, a quien le agradezco haberme incluido en el grupo de WhatsApp: “Taxi a la Alcaldía de Quibdó”, y el otro, dizque candidato de los comunales y de la Zona Norte -otrora fortín electoral, hoy trasladados a votar en otros municipios: Atrato, Certegui, Unión Panamericana, Cantón, Rio Quito, Medio Atrato y Bojayá.

Porque amo a Quibdó, porque en la contienda compiten varios amigos y conocidos, es que insisto en no compartir como en el fútbol con las sorpresas, porque me huele al azar, inclusive a improvisación, y para la muestra, traigo a colación lo de las elecciones pasadas a la alcaldía en la que Martín, que registraba de 3ro. en la intención del voto, después de César García y Harold Mosquera, resultó quedándose, para desgracia de Quibdó con el premio mayor, así se diga o existan rumores que haya tenido ayuda extra electoral de actores armados al margen de la ley, ahí lo tenemos, razón por la cual no ha podido gobernar para la gente y la ciudad, tal y como se escuchaba en un audio que circuló profusamente en redes esta semana, en donde una mujer, al parecer comerciante, se lamentaba del cierre y salida de Quibdó del negocio de comidas rápidas “El Chori”, por los recientes atentados de los que fueron víctimas sus empleados, dejando aproximadamente a 17 familias más sin trabajo; razones también por las cuales advertía Javi -Seudónimo-, destacado miembro de los más importantes grupos de WhatsApp: ”No me referí en nada al precandidato (Walter) por respeto, no es el mío, no me convence, pero le respeto, es más, creo que si los quibdoseños esta vez nos dejamos embaucar nuevamente por las y los candidatos de los embilletados, no nos queda otra cosa, que apagar y largarse porque nos merecemos esa suerte, somos culpables, somos responsables, tenemos mucha culpa en elegir mal”.

Mientras esto sucede en Quibdó, mientras esto opinan en diversos escenarios por el estado actual de las cosas en nuestra ciudad, andan estos señores que tienen muchas cosas para hacerse alcaldes (Wagner, Harold, Cesar, Donaldo, Héctor o Daniel, Mario, Becerra etc.), pensando en las “Guevas del Gallo”, porque no aceptan, si es que quieren a Quibdó como pregonan, o apenas están pensando en sus propios intereses, que a la Alcaldía de Quibdó no llega si no una sola persona, y no los diez (10) o veinte (20) egos que aspiran, quienes están en mora para deponerlos y aterrizar e iniciar a construir un proyecto político en el que se escoja al mejor en un mecanismo democrático y transparente, que los deje a todos contentos, con propuestas y con futuro a bordo, para poder enfrentar con algunas posibilidades de éxito a los y las candidatas de los embilletados, que no cesan en su empeño de apoderarse del poder completo, solo les falta Quibdó, por eso en distintos escenarios no es raro escuchar al gran “Domingo”: “No hablo de gobernación porque estoy dedicado exclusivamente a la Alcaldía de Quibdó”, y uno no sabe si es porque no tiene con qué jugar a la primera, o es porque está muy comprometido, o se siente seguro en alcanzar la Alcaldía de Quibdó con la que ya sabemos, y además evitar que para el colmo de los males -Dios mío, ¿qué te ha hecho Quibdó?-, se cuele el candidato de “Jorgito” y de Martín, o la sorpresa, en la que, sin preparación y experiencia administrativa, se están aglutinando los inconformes, y no vaya a ser por lo célebre que somos que nos dé por elegirlo.

PDTA: Parece que al Veedor le gustan los empates, como día a día le viene quedando claro la inexistencia de actos de corrupción en la familia Sánchez, entonces cada que dice algo de los “embilletados”, como para que no le hagan reclamos, sin ningún tipo de justificación, la emprende contra alguno de la familia Sánchez, ahora la emprende contra Astrid; sería como si del lado de acá, sin razón y por empatar, se la montáramos a la apreciada “Mamena” y a su hija. Pero no es el estilo de ella, ni de “Patro”, quienes desde el silencio le mandan a decir: “Adelante Darwin, seguiremos sirviendo”.

Atentamente,

Odín Sánchez Montes de Oca

Deja un comentario